La designación en Derechos Humanos quedó en suspenso en la pasada legislatura. Organizaciones civiles descubrieron que el proceso estaba viciado de origen y existe un amparo sin resolución de la justicia federal.

Grupo Pirámide

Cancún, Quintana Roo.- Los diputados locales Guillermo Brahms y Julián Ricalde coincidieron en la necesidad de que el próximo titular de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo (Cdheqroo) no tenga vínculos políticos, para que no sea impugnado.

Brahms, quien preside la Comisión de Derechos Humanos en el Congreso del Estado, señaló que se necesita realizar un nuevo dictamen con otros perfiles, para ocupar la presidencia de la Cdheqroo, luego de que el anterior fuera impugnado en tribunales.

“Hay un dictamen establecido ya, por la XVI Legislatura, con 12 perfiles, pero está controvertido. Creo que lo sano es que se haga un nuevo dictamen y se entrevisten a los nuevos perfiles”, explicó en entrevista.

Por su parte, el legislador local Julián Ricalde Magaña consideró que el proceso se debe repetir, para contar con un titular de la Cdheqroo ya designado y que no haya un encargado de despacho.

Sin embargo, subrayó que el nuevo proceso de selección debe ser distinto al que llevó a cabo la XVI Legislatura, para evitar que vuelva a ser judicializado.

Además, añadió que se debe fortalecer a la Cdheqroo que emita no sean a modo de sugerencia y no se cumplan, por lo que se necesita una reforma al respecto.

“Si la Comisión de Derechos Humanos no tiene, como se dice en el argot, garras y dientes, pues están sujetos y, además, acaban por emitir estadísticas que no llevan a nada”, finalizó.