Por Jaguar Negro

Cancún, Quintana Roo. El sindicato de taxistas de Cancún volvió a mostrar ayer su peor rostro: el de la violencia, el del poder fáctico y el erigirse como autoridad, por encima de la ley.

Durante años han sido el brazo fuerte de políticos y fundamentales en la operación de campañas electorales, de ahí que su poder siempre ha estado vigente en Quintana Roo.

Y no pocas veces paralizaron la ciudad con amenazas y el uso de la fuerza. Los tiempos cambiaron.

Ante la falta de un transporte público de calidad: muchas de las unidades de taxis están en más que deplorables condiciones, (así también, las combis y camiones de transporte de pasajeros), la llegada de Uber ha abonado a la competencia, que a la luz de las experiencias, aporta esa carrera para destacar por la calidad, no por la fuerza y movilización política.

Radio taxi, de excelencia

El servicio de Radio Taxi, debe decirse, es de excelencia y tampoco se puede generalizar con que “todos los taxistas son violentos y mal educados”.

Existe un amplio sector de trabajadores detrás del volante que honran el oficio y, también, han contribuido a hacer de los destinos turísticos lo que son.

Sin embargo, los tiempos cambian y deberán modernizarse, competir por ofrecer un mejor servicio, con mejores unidades y, por qué no, desplegar una plataforma propia como el intento que hicieron años atrás, que bien podría retomarse.

La ciudadanía les dará la espalda si continúan con las agresiones, con la atemorización de turistas, que nada tienen que ver con las dinámicas legales y locales: como lo hacen en muchos países del mundo, piden a una plataforma para poder trasladarse, también, ante los cobros excesivos de algunos taxistas que quieren seguir en el mismo tren.

Y ese tren ya se fue y, como en la vida, llegan nuevos aires, nuevas formas de vivir una vida mejor, en la que un ciudadano o turistas pueda trasladarse con tranquilidad y seguridad.

Por el bien de los destino, de la gobernabilidad y de la ciudadanía, lo conducente es que sigan la vía legal, como lo hizo Uber, para transitar en el marco de la ley, que siempre han exigido, con toda razón.

De momento, la federación dijo que es legal el servicio privado y sólo resta que el Congreso del Estado despierte y ponga todo para normar lo que está en el limbo, desde hace años, sin control.

Te puede interesar Jaguar Negro | Un calvario para el traslado de Cancún a Playa del Carmen y el suministro de agua 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí